6 DE NOVEMBRO. MÚSICA PARA OBOE, FAGOT Y PIANO DESDE NORTEAMÉRICA

Casey Hill, Oboe,  Steve Harris-Wangler, Fagot  David Viscoli, Piano

 

NORMAN WEISS
Seis bagatelas para Oboe, Fagot y Piano

Maestoso
Spinto
Dolce
Moto Perpetuo
Cantabile
Con Brío

 

Wayne Barlow
The Winter’s Passed para Oboe y Piano

 

Bill Douglas
Divertimento II para Oboe y Fagot
Soaring
Spectrum of Violet
Leap

 

Arthur Frankenpohl
Ballad and Waltz para Fagot y Piano

 

André Previn
Trío para Piano, Oboe y Fagot
Lively
Slow
Jaunty

 

Agrupación insólita, música inhabitual

julio andrade malde 09.11.2018 | 02:23

Excelente idea la de programar de vez en cuando combinaciones instrumentales insólitas que interpretan composiciones poco habituales. Si además los músicos son de alta categoría, el acto musical se convierte en un concierto de elevado nivel artístico. Tal fue el caso. Casey Hill y Steve Harriswangler son dos primeros atriles de la Sinfónica de Galicia; uno y otro, miembros fundadores de nuestra OSG. Dos músicos de probada calidad y elementos indispensables en nuestra formación sinfónica. A ellos se unió el pianista Viscoli, amigo y vecino de Casey, ambos naturales de Nuevo Méjico; es un pianista formidable que integra un trío soberbio con sus dos compatriotas. No hay demasiado repertorio para esta singular combinación instrumental; en el concierto, los tres juntos sólo interpretaron dos obras: las Seis Bagatelas, de Norman Weiss, y el Trío de André Previn. Las dos poseen cierta complejidad y oscilan, en cuanto a ritmo y armonía, entre lo tradicional y lo moderno, con leves pinceladas de jazz. Personalmente, estimo más la partitura de Previn; y, a tenor de sus manifestaciones, el público también. El invierno pasado, para oboe y piano, de Barlow es una hermosa pieza, con ciertos matices impresionistas. También resulta grata la amable Balada y Vals, de Frankenpohl, para fagot y piano. Y, en fin, el Divertimento para oboe y fagot, de Douglas posee un notable interés. A pesar de lo desconocido del repertorio, el público manifestó su agrado y el alto reconocimiento que le merecieron los intérpretes con reiteradas ovaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.