20 DE FEBRERO – TRÍO GRUMIAUX

PRIMERA PARTE

FELIX MENDELSSOHN (1809-1847)
Trío con piano nº 1 en Re menor, Op. 49
Molto allegro agitato
Andante con moto tranquilo
Scherzo. Leggiero e vivace
Finale. Allegro assai appassionato

SEGUNDA PARTE

FELIX MENDELSSOHN (1809-1847)
Trío con piano nº 2 en Do menor, Op. 66
Allegro energico e con fuoco
Andante espressivo
Scherzo: Molto allegro quasi presto
Finale. Allegro assai appassionato

 

LOS MECANISMOS DE LA MEMORIA

 Julio Andrade Malde

Teatro Rosalia Castro, 20 de Febrero de 2018. Trío Grumiaux: Philippe Koch (violín),  Luc Dewez (violonchelo), Luc Devos (piano). Programa: Mendelssohn, Trío con piano nº 1 en Re menor, opus 49Trío con piano nº 2 en Do menor, opus 66.

O Luc Devos tiene una memoria privilegiada o el Trío Grumiaux posee un archivo perfecto. Porque recordar que estos grandes músicos tocaron en el Rosalìa hace doce años y que dieron un determinado bis, que repitieron en esta ocasión, es más que meritorio. Y, por añadidura, una valoración muy especial del público de esta ciudad.  Es verdad que aquí tocan en casa porque se les acoge con particular afecto y se aprecia su enorme calidad artística. He ido a mi archivo del año 2006 y, en efecto, el 27 de Abril este diario publicó una crítica mía  dando cuenta del monográfico Schubert (esos dos tríos maravillosos de finales de 1827, escritos pocos meses antes de fallecer). En lo único que la memoria fue menos precisa ha sido en la identificación del bis. Devos dijo que doce años antes se había interpretado el segundo tiempo del Trío con piano  nº 2, opus 73, de Arensky, una página encantadora que  tocaban de nuevo en este concierto como recuerdo de aquel otro. Pero, en la crítica del año 2006, se anota el bis como “tercer tiempo (Finale) del Trío con piano nº 2, de Martinu”. Los mecanismos de la memoria son insondables. Pero lo importante es que la deliciosa pàgina de Arensky cerró con esa calidad sonora, ese refinamiento dinámico y esa elegancia expresiva que caracterizó todo el acto musical que nos ofreció el Trío Grumiaux. Dadas esas características y, además, el perfecto encaje y el impecable balance instrumental de la agrupación, no es extraño que hayamos escuchado un concierto memorable. Uno más de los que ya se nos han ofrecido a lo largo de estos años. Y todos memorables.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 DE FEBREIRO – TRÍO GRUMIAUX

PRIMEIRA PARTE

FELIX MENDELSSOHN (1809-1847)
Trío con piano nº 1 en Re menor, Op. 49
Molto allegro agitato
Andante con moto tranquilo
Scherzo. Leggiero e vivace
Finale. Allegro assai appassionato

SEGUNDA PARTE

FELIX MENDELSSOHN (1809-1847)
Trío con piano nº 2 en Do menor, Op. 66
Allegro energico e con fuoco
Andante espressivo
Scherzo: Molto allegro quasi presto

 

OS MECANISMOS DA MEMORIA

 Julio Andrade Malde

Teatro Rosalia Castro, 20 de Febrero de 2018. Trío Grumiaux: Philippe Koch (violín),  Luc Dewez (violonchelo), Luc Devos (piano). Programa: Mendelssohn, Trío con piano nº 1 en Re menor, opus 49Trío con piano nº 2 en Do menor, opus 66.

Ou Luc Devos ten unha memoria privilexiada ou o Trío Grumiaux posúe un arquivo perfecto. Porque lembrar que estes grandes músicos tocaron no Rosalìa hai doce anos e que deron un determinado bis, que repetiron nesta ocasión, é máis que meritorio. E, por riba, unha valoración moi especial do público desta cidade. É verdade que aquí tocan en casa porque se lles acolle con particular afecto e apréciase a súa enorme calidade artística. Fun ao meu arquivo do ano 2006 e, en efecto, o 27 de Abril este diario publicou unha crítica miña dando conta do monográfico Schubert (eses dous tríos marabillosos de finais de 1827, escritos poucos meses antes de falecer). No único que a memoria foi menos precisa foi na identificación do bis. Devos dixo que doce anos antes interpretouse o segundo tempo do Trío con piano nº 2, opus 73, de Arensky, unha páxina encantadora que tocaban de novo neste concerto como recordo daqueloutro. Pero, na crítica do ano 2006, anótase o bis como “terceiro tempo ( Finale) do Trío con piano nº 2, de Martinu”. Os mecanismos da memoria son insondables. Pero o importante é que a deliciosa pàgina de Arensky pechou con esa calidade sonora, ese refinamiento dinámico e esa elegancia expresiva que caracterizou todo o acto musical que nos ofreceu o Trío Grumiaux. Dadas esas características e, ademais, o perfecto encaixe e o impecable balance instrumental da agrupación, non é estraño que escoitásemos un concerto memorable. Un máis dos que xa se nos ofreceron ao longo destes anos. E todos memorables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *