1 DICIEMBRE – TRIO PEDRELL (Violín, Violonchelo y Piano)

TRIO PEDRELL (Violín, Violonchelo y Piano)


FRANZ SCHUBERT
Sonatensatz D 28 en Si b mayor

JOAQUÍN TURINA
Trio Op. 76 nº 2 en Si menor

ANTONIN DVORAK
Trío con piano Op. 65 en Fa menor

 

Nada permanece, todo cambia

julio andrade malde 03.12.2015 | 00:57

El Trío Pedrell parece haberse inspirado en la célebre frase de Heráclito “nada permanece, todo cambia” y ha modificado el programa de su concierto por dos veces. Estaban previstos sendos tríos con piano de Haydn, Beethoven y Shostakovich; sin embargo, en el programa de mano disponible en la entrada del concierto los mencionados compositores habían sido sustituidos por Schubert, Turina y Dvorak. Pero la mutación no debió parecer suficiente y antes de abordar la segunda parte del acto musical uno de los miembros de la agrupación anunció que se tocaría el Trío opus 8, de Brahms, en lugar del Trío opus 65, de Dvorak. Si los jóvenes músicos me permiten un consejo, les recomendaría que meditasen bien las obras que van a interpretar y no realicen cambios de última hora que solo traen complicaciones, provocan desconciertos y además causan un efecto desfavorable. El Trío Pedrell se creó hace tres años, de manera que es muy joven; también son jóvenes sus integrantes, y así no es extraño que falte todavía esa ideal compenetración entre ellos, sobre todo en cuanto al balance sonoro, porque la precisión, el encaje, están bastante conseguidos. En términos generales, es loable su forma de tocar utilizando una estimable regulación del volumen; lástima que a veces se produzcan algunos desequilibrios sonoros. Por ejemplo, el violín, en ciertos pasajes, resulta casi inaudible. La perfección se alcanzará con el transcurso del tiempo, con el estudio y con la experiencia de tocar juntos. Versiones estimables de los tríos de Schubert y de Turina. Y sorprendente interpretación del bellísimo Trío de Brahms, obra que al parecer tienen mucho mejor encajada a pesar de su enorme dificultad técnica. Para hacer honor al nombre de la agrupación, los componentes del Trío interpretaron, como bis, el Nocturno, opus 55, del músico catalán Felipe Pedrell, obra tan grata y amable como irrelevante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 DICEMBRO – TRIO PEDRELL (Violín, Violonchelo y Piano)

TRIO PEDRELL (Violín, Violonchelo y Piano)


FRANZ SCHUBERT
Sonatensatz D 28 en Si b mayor

JOAQUÍN TURINA
Trio Op. 76 nº 2 en Si menor

ANTONIN DVORAK
Trío con piano Op. 65 en Fa menor

 

Nada permanece, todo cambia

julio andrade malde 03.12.2015 | 00:57

O Trío Pedrell parece inspirarse na soada frase de Heráclito “nada permanece, todo cambia” e modificou o programa do seu concerto por dúas veces. Estaban previstos senllos tríos con piano de Haydn, Beethoven e Shostakovich; con todo, no programa de man dispoñible na entrada do concerto os mencionados compositores foran substituídos por Schubert, Turina e Dvorak. Pero a mutación non debeu parecer suficiente e antes de abordar a segunda parte do acto musical un dos membros da agrupación anunciou que se tocaría o Trío opus 8, de Brahms, en lugar do Trío opus 65, de Dvorak. Se os mozos músicos permítenme un consello, recomendaríalles que meditasen ben as obras que van interpretar e non realicen cambios de última hora que só traen complicacións, provocan desconcertos e ademais causan un efecto desfavorable. O Trío Pedrell creouse fai tres anos, de maneira que é moi novo; tamén son mozos os seus integrantes, e así non é estraño que falte aínda esa ideal compenetración entre eles, sobre todo en canto ao balance sonoro, porque a precisión, o encaixe, están bastante conseguidos. En termos xerais, é loable a súa forma de tocar utilizando unha estimable regulación do volume; mágoa que ás veces se produzan algúns desequilibrios sonoros. Por exemplo, o violín, en certas pasaxes, resulta case inaudible. A perfección alcanzarase co transcurso do tempo, co estudo e coa experiencia de tocar xuntos. Versións estimables dos tríos de Schubert e de Turina. E sorprendente interpretación do bellísimo Trío de Brahms, obra que ao parecer teñen moito mellor encaixada a pesar da súa enorme dificultade técnica. Para facer honra ao nome da agrupación, os compoñentes do Trío interpretaron, como bis, o Nocturno, opus 55, do músico catalán Felipe Pedrell, obra tan grata e amable como irrelevante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.